10 de agosto de 2013

Lola y su imagen alada





Lola se incomodó conmigo el día que le dije que las mascotas reflejan el carácter de sus dueños. Y no entiendo por qué.

Qué hay de malo que su cotorra piropee a cuanto pájaro le pasa por al lado y mire para su jaula: patos, gallos, palomas, gorriones, incluso, hasta con los pitirres, a ella le da lo mismo cualquiera.

Les chifla, se pavonea, extiende sus alas y cola, y le muestra su elegante plumaje, y todo porque la inviten a recorrer los tejados, empezando por la casa de al lado, la que tiene una terraza muy linda donde conversan los turistas alquilados.

Y el alado que no le haga caso, se gana una sarta de improperios: ¡ay qué pato tan pato!, ¡palomo buchón, la papada es  lo único que tienes grande!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...