9 de octubre de 2015

La “elasticidad” de Martí


A José Martí no se le venera en un pedestal.

Él, como ningún otro, forma parte del pueblo, de su sentir, sabiduría, y también del espíritu y jocosidad popular.

Es una verdad que todo, o casi todo, lo que no tenga autoría, las personas se lo atribuyen a él. Aunque algunos casos son realmente exagerados.

Esto me pasó en la camioneta, un medio de transporte privado en Santiago de Cuba y también de los más usados.

Resulta que estaba llena, casi no cabía un alma más en la camioneta. Ella estaba detenida en una parada.

Una mujer, en franco gesto de desagrado la miraba.


El machacante (personaje que cobra el pasaje y también exhorta a las personas a subir al medio de transporte) le dijo: “Dale mami, sube, ya lo dijo Martí, LO QUE VA ADELANTE, VA ALANTE”.

6 de octubre de 2015

El latir de las palabras


Creo en el latir de las palabras, me gustan cuando ellas hablan, gritan... me agradan los textos escritos de prisa, con desespero, en esos que faltan o sobran letras, porque se escriben desde el más profundo desespero y honestidad... 

No creo que las palabras hablan mejor porque se utilicen correctamente, o que estén, porque debían estar, tampoco creo en leñadores estériles que buscan afanosamente cualquier árbol para convertirlos en sus banderas y estandartes.

18 de septiembre de 2015

Preguntas, malditas preguntas que vienen a mi mente...


Hoy escuché en el Noticiero Nacional de Televisión, de Cuba (por supuesto jejeje) un periodista que decía "en aquellos años del Período Especial", y yo me pregunté casi instantáneamente, como si me hubiese enterado de la noticia más importante del año: ¿cuándo se acabó?, ¿en qué momento desapareció, se fue junto con los apagones y el pescado a la carnicería, o cuando el dólar dejó de estar penalizado?, ¿en qué momento desapareció el Período Especial en Cuba, con la Revolución Energética o con la Zona Especial de Desarrollo El Mariel?, ¿desapareció?...¿por qué no me enteré?, y ¿en qué período estamos ahora?

La foto fue tomada de aquí.

15 de septiembre de 2015

El reencuentro


Hacía un año que no iba a una reunión del CDR, y no me perdí nada...

Pero hacerlo, fue como encontrarme con un viejo conocido, mejor, con esos viejos personajes de mi comunidad que son casi huellas de una época y un momento.

Caridad fue uno de ellos. ¡Claro que la recuerdo! Cómo no hacerlo, si en época de crisis, cuando nadie quería ser el presidente, ella asumió esa “tarea”… en ese momento, nadie sabía (quizás solo ella que trabaja la obra) que solo días después comenzaría la repartición de televisores PANDA, sino, hubiese habido hasta elecciones, postulaciones y campañas…
Su reinado duró mientras duró la Revolución Energética (y cuándo terminó?).

Y ahora que menciono el tema, me recuerdo de Genaro, que también estuvo en la reunión. Él aún conserva, como la más preciada gema de su corona, un televisor viejo Caribe, en blanco y negro, pues “cualquier día me lo cambian”…, me aseguró cuando inmediatamente me preguntó: “Tú que eres periodista, ¿tú sabes cuándo es que van a cambiar en esta cuadra…?”.

Y para terminar quiero hablar de la china, la actual presidenta del CDR, así le dicen los jodedores del barrio no por tener parientes del gigante asiático, sino porque siempre habla en chino. Se equivoca, no es porque articule mal las palabras o las utilice de manera incorrecta. Por el contrario, ella es graduada universitaria, de la carrera de Filosofía Marxista Leninista, militante del PCC y alfabetizadora.

Le dicen la china porque nadie la entiende, y ¡cómo hacerlo!, si a los pocos segundos de iniciar cada reunión empieza con los mismos parlamentos y argumentos: “la guardia cederista es el aporte de nosotros a la salvaguarda de los bienes del Estado, que somos todos nosotros, y la protección contra los ataques del enemigo”…

La foto fue tomada de aquí.


9 de septiembre de 2015

Duda existencial



En Cuba si cumplimos todos los planes, si todo se perfecciona, si todo se mejora... entonces ¿cuándo alcanzaremos el estado avatar?

30 de agosto de 2015

El amigo de la extensión 117


Dijo hoy adiós a este mundo un buen compañero, un gran periodista, un amigo de esos que llenaban los espacios…

Ya no responderá el teléfono siempre con una agilidad que parecía estar a su lado en todo momento; extrañaremos sus malas palabrotas, esas que retumbaban y salían de su boca con una facilidad que asustaba; ya no estará el que siempre estaba dispuesto para cualquier relajo, fiesta y desorden; dijo adiós ese que temía que no ser respetado por ser siempre un buen amigo…

Subo la foto, la miro, dudo si compartirla y me vienen a la mente tantas historias…


Se fue Jose Angel, el amigo de la extensión 117.   

20 de agosto de 2015

El “aguaje” de ETECSA


En Cuba (o al menos en el oriente de Cuba, que parece ser, según la visión habanacentrista una apéndice del país) la palabra “aguaje” se refiere a aquella persona guaposa, bravucona, que dice y aparenta ser de calle, de la vida…

Pues resulta ser, y juro por mi madre que esta historia es verídica, que de tanto quejarme de la calidad del servicio de ETCSA (me refiero a conectividad a Internet, aunque casi de cualquier cosa uno podría quejarse…) que la última llamada al 114 me costó conocer al matón.

Digo matón, pues salvo por el uniforme, parecía el clásico tipo delincuente y abusador.
Debí sospechar cuando tocaron a la puerta con una fuerza, que solo se arriesga a hacerlo el dueño, o un matón… jejeje

Pero no, por mi mente no pasó la idea de que fuesen los trabajadores de ETECSA, total, la queja ya llevaba en “el sistema” dos días, que me había resignado.

El tipo en cuestión era más grande que yo, con una barriga enorme, y un color de piel que solo compite con un hueco negro, que traga, hasta la luz.

¿Qué problema tiene?, me dijo, y yo, creyendo que me habían mandado a la casa un ajustador de cuentas, le dije: Ninguno. Tan seguras mis palabras, como si con ello me jugase la vida, eso o un caso crónico de pendejitis aguda.

Se pasó la mano por la frente, y cayeron al piso más que gotas, un chorro de sudor. Y no sé qué tiene que ver este detalle, pero igual me impresionó. Aquí tengo un reporte para revisar la línea.

Ahhh…!!!!!! (Aliviado) Es de ETECSA.

Después me enteré que le decía meñique (pura ironía, pues no necesitaba escaleras para clavar los cables a la pared, pegado al falso techo), también lo oí discutir con una mujer (de ETECSA también) por el celular, cagarse en su madre y gritar “yo me como un león y lo cago hecho picadillo”.


Nada, que realmente ETECSA está obstinado de mí y me mandaron el matón. 

5 de agosto de 2015

Test para bruj@s


Primero me disculpo, no pretendo ser un experto en el tema de la religiosidad popular y menos un escritor exhaustivo que domina la terminología. Quien siga este blog sabe que es de relajo, sobre las costumbres y realidad del cubano y del santiaguero.  

¿Cómo saber si mi bruj@ es “original”?

Con este sencillo, pero efectivo manual de 5 pasos, usted podrá identificar si su “guía espiritual”, babalawo de cabecera o bruj@ favorito le engaña o no.

1-      Según ellos, usted siempre, pero siempre, tendrá un viaje al exterior tranca´o. ¿Por qué es un viaje al exterior y nunca a “provincia”? Es esta una inquietud que me surge de pronto y a la vez me respondo: ¿alguien será tan comemierda como para preguntar sobre un viaje a un municipio, por ejemplo? La lógica se impone.

2-      Usted siempre será una persona envidiada. Eso no falla. En el trabajo, en la casa, su hijo, padre o hermano, siempre será envidiado usted o algún familiar. ¡Tiene muchos ojos puestos encima! Esa frase no falta.  

3-      Siempre tendrá “alguien” que lo protege desde el más “allá” (y me refiero al plano espiritual, no “al más allá” de la EEUU pues sobre este país, generalmente, se habla en el punto UNO, el del viaje tranca´o) Suele ser un pariente cercano fallecido, usualmente los abuelos.

4-      OTRA MUJER. Santero, brujo, espiritista, palero…. cualquiera de ellos que se respete, siempre menciona “la otra”. No importa si es amiga, amante, querida, siempre “hay otra”. Si quien se consulta es mujer, “la otra” quiere amarrar a su marido. Por el contrario, si es usted hombre, “la otra” te quiere amarrar.

5-      La limpieza, ¿es posible alguna consulta esotérica que no termine con una limpieza? Claro que no. La limpieza (o despojo), mejor dicho, las limpiezas (porque detrás de las hierbas para los gajazos y los huevos rotos en la cabeza va la ducha) son como los padre nuestros y las ave marías del catolicismo, aunque un poco más culturales.

Hágase todas esas preguntas, y cuando llegue a una conclusión, y lo invito a dejar un comentario para conocer la efectividad de este manual.   


28 de julio de 2015

Habanacentrismo


Me encanta la idea "habancentrista" que transmite los medios de comunicación y que muchos reproducen. El otro día una persona me preguntaba si en #SantiagodeCuba habían edificios. Yo primero me maté de la risa, y después, viendo la seriedad de la interrogante, le dije con toda la parquedad del mundo al estilo de Vampiros en La Habana: "No, andamos en taparrabos, con plumas en la cabeza y nos llamamos Guarina, Hatuey y Siboney".

14 de julio de 2015

¿Has comprado en Cuba un jean en el mercado negro?


Si no lo has hecho, difícilmente entiendas este post.

SI intentara un símil sería como comprar cerne de res, por el clima de misterio que genera, que lo envuelve, y que casi lo convierte en un saber popular, en una cultura popular. Tiene códigos, mitos, sitios, personajes….

Todo empezó con una mirada tipo “scaner”… de esas que te “escanean” de arriba abajo para saber tus “intenciones”, porque preguntar “¿estás vendiendo jean?” no es suficiente.
Ella buscaba esos indicios que le indicaran que fuera de la seguridad: la camisa a cuadro, la agendita o el bolígrafo en el bolsillo, el celular viejo, nada de táctil, los zapatos de cordones, negros, de los que venden los artesanos baratos, “aunque en la actualidad se camuflajean mejor”, me dijo después de comprar.

Entré a un lugar que casi parecía salido de la película Fresa y Chocolate: vasos espirituales, muchos, muchísimos vasos espirituales y cada uno con un poquito de abate, para evitar las larvas de mosquito; paredes descascaradas, mostrando las muchas pinturas que en algunas ocasiones ostentó; muebles viejos, con pequeños tejidos que intentaban disimular los huecos, los rotos, pero nunca la mugre, puntal alto, falso techo de madera roída, muchas imágenes religiosas, un viejo librero con libros más viejos que él….

“Este jean seguro te sirve”, me dijo, pero la cara gritaba “con ese culo tan grandes que tienes, es un milagro que entres en él”. En efecto, no pasó de los muslos.

“Es que los tienes gordos”, y me pareció ver una veta de mariconería en sus palabras y miradas, eso y que jamás me dio privacidad para probarme el pantalón. Repito, parecía aquello una escena desclasificada de Fresa y Chocolate.

“Espérate aquí, que voy a ver si xxxxx tiene una talla 38”. Y fue en ese momento que se activó el engranaje, una rueda gigantesca parecida a una gran red wifi del mercado informal en Cuba. Llamadas van y vienen, mensajes, llamadas perdidas, gritos desde el balcón, señas…

“¿De verdad que vas a comprar?”, me decía tan rápido como se iba su saldo.
Ven, vamos a otro lugar. “Xxxxx sí tiene uno pa´ tus muslos”.  

Conocí una Santiago de Cuba diferente, a pocas cuadras del Parque Céspedes, en medio de gigantescas edificaciones que parecen desafiar el tiempo, como lo han hecho con piratas y corsarios, terremotos, ciclones, en medio del ajetreo constructivo histérico, desenfrenado, casi irreal, donde se reconstruyen –aunque parece en ocasiones que se arremeten– viejos inmuebles por el medio milenio de Santiago de Cuba, conocí otro mundo, muy cerca de todo eso.

Un mundo que se mueve a la velocidad del mercado negro, el informal, donde hay todo, o casi todo, y lo que no hay, te lo consiguen: pantalones caga´os (no sé de dónde salió el nombre), de felpa, y no sé cuántas clasificaciones más, escondidos detrás de mostradores con ropa artesanal, en las verdaderas tiendas, donde los padres dan gritos por los precios mientras los hijos aprenden más rápido las matemáticas, sacando cálculos para comprar.


Ahí estaba mi jean, uno azulito, sin banderas, ni estrellas, sin ripia´os, ni charanguero, ni caga´o, uno sencillo, INCREIBLE, de los más difíciles de conseguir, a pocos metros donde el Conservador derriba, digo, repara viejas construcciones, un entorno donde hay más cámaras que kioskos de bocaditos, donde circulan 2,5 policías por habitante, ahí, entre las calles que se abren para ser cubiertas con adocretos, donde las personas rezan para que le reparen sus casas, ahí encontré un jean, en un mundo que existe y se mueve a una velocidad increíble. 

21 de junio de 2015

Reflexiones infantiles: ¿Me enseñas tu condón?


¿Qué son los condones?

Preguntó un día mi sobrino. Tanta promoción en el televisor le había llamado la atención.
Primero indagó con su hermano, pero la respuesta de este es demasiado vulgar para escribirla.

No satisfecha su duda, le preguntó a su mamá. Ella se apresuró, le dijo para qué servía, le explicó su material y utilidad. Presurosa, antes de llegar a la pregunta de “¿cómo se pone?”, le dijo “espera a tu padre, él te explicará otras cosas”.

EL reloj parecía que no caminaba, y los que corrían, eran los familiares de mi sobrino. Todos le huían, se escondían en los recovecos de la casa. Nadie quería volver a ser interrogado.

Llegó la hora. El papá, sin soltar su guitarra después de ensayar con su grupo, lo recibió un par de brazos deseos por preguntar.

Papa, ¿me enseñas tu condón?


Él lo miró, con la ternura con que se mira a un niño de cuatro años.  

17 de junio de 2015

Aptitudes


Mi perra es el ser vivo de los que conozco que más actitudes tiene para ser cederista.

Pasa horas asomada por la ventana, cualquier ruido en la calle es casi un llamado obligado a mirar hacia afuera, y por si fuera poco, forma tremendo escándalo por cualquier cosa.

Pero hay un ruidito que es casi un interruptor. Es el chirrido de la reja de una puerta de una vecina, cada vez que se abre. Ella, la vecina, alquila ilegal. Tiene en su casa una casa de citas. Mi perra responde con ladridos a los chirridos de la puerta. Hay noches, que no hay quien duerma…

Mi Tula también tiene un especial lugar en la memoria para recordar a Félix, el vendedor ilegal de leche que llega a mi casa todos los meses. Ella lo huele desde lejos, le ladra casi de una forma histérica. Parece que lo denuncia, que les dice a todos quién es él y en que anda. El pobre, casi ha aprendido el lenguaje de señas, ya no pasa de la reja y en ocasiones prefiere hacer las transacciones por la ventana. Le teme a mi perra más que a la de vigilancia.

La noche es un momento especial. Mi perra siempre quiere salir, igual que la presidenta del CDR, recorrer las calles, igual que la presidenta del CDR, velar por la seguridad del barrio, igual que la presidenta del CDR, patrullar el vecindario, igual que la presidenta del CDR, pero de paso, también aprovecha y le caga el portal y el jardín a algunos vecinos,…


Quiero elevar la propuesta, la de incluir a mi perra en el CDR. Pero no sé, temo que tomen mal la propuesta. ¿Qué hago, la dejo hacer cederismo voluntario?

27 de mayo de 2015

Reflexiones infantiles: orientación profesional


Los niños, como nadie, tienen la bendita capacidad de ponernos incómodos. Nadie más, con un talento ingenuo e innato, puede hacerlo.

Resulta que en la heladería me topo a una mamá y su pequeña niña, de unos 8 años. El diálogo que reproduzco a continuación, quizás con algunos detalles extraviados, conserva su esencia perturbadora e inquietante.

- Mama, qué diferencia hay entre el CUC y la plata cubana.
- El CUC es para comprar en la “shoping” y la otra es con la que le pagan a tu papá.
- ¿Y cómo se puede comprar CUC pa ir a la “shoping”?
- Se cambia en CADECA.

La niña, con cara de quien estaba dándole vueltas al pastel pa comerse la flor de merengue, siguió preguntando.

- ¿Y cómo yo puedo tener CUC?
- Tienes que trabajar en ETECSA, en la Empresa Eléctrica o de dependienta en una tienda, o puedes tener un novio con plata, músico, que trabaje en un mercado agropecuario o que sea médico y se vaya de misión.
- ¿Y mi papá tiene CUC?
- Él es profesor.
- Y entonces, ¿por qué tú no te buscas un novio con CUC?

La patente de corso


No recuerdo cuando fue la primera vez que me dijeron que tenía problemas ideológicos, pero sí está muy fresca en mi memoria la última ocasión.

Fue en uno de esos intercambios intelectuales –que casi se convierte en duelo de sablazos– cuando dije que el que acepta un cargo administrativo, sin tener deseos o aptitudes, me parecía una actitud cobarde.

Siempre he pensado que es más revolucionario decir NO cuando no se puede, o no se desea – ¿por qué no?–, asumir una responsabilidad, que hacerlo para al final, hacerlo (y valga la redundancia pues la otra palabra sonaría muy fea), muy mal, o de mal agrado, que no es lo mismo y es peor.

Pues la persona en cuestión, por pensar así, me dijo que “ideológicamente tenía problemas y no me identificaba”…. Identificarme con qué? Con la ineptitud maquillada, con aquel ingeniero en energía atómica que de golpe y porrazo “cae” para dirigir una cooperativa agropecuaria, o con el elefante que es seleccionado para protagonizar una danza clásica en medio de un escenario decorado con cristalería?


Yo tengo un sueño… el de vivir en un país donde los logros y méritos profesionales, el llevado, traído e inflado currículum profesional, griten más o hablen más de un profesional, que aspire a un puesto, que tener o no una patente de corso.  

13 de mayo de 2015

Soy de una generación…


Soy de una generación que entrar a la Unión de Jóvenes Comunistas era tan fácil como anotar un nombre en un papelito…

Soy de una generación que estudiabas medicina incluso si desaprobabas las pruebas de ingreso…

Soy de una generación a la que le regalaban las carreras pedagógicas con tal de que alguien enseñara el día de mañana…

Soy de una generación que vio pagar pruebas de ingreso a la enseñanza superior y comprar profesores con sexo…

Soy de una generación que aprendió que con la “lucha” se gana más que con el estudio…

Soy de una generación que recibimos con los brazos abiertos a las jineteras…

Soy de una generación cuyos padres les prohibieron escuchar The Beatles…

Soy de una generación que no habla bajito cuando dice verdades incómodas…

Soy de una generación que aboga por la coexistencia pacífica…

Soy de una generación a la que la historia le parece solo eso, historia…


Entonces, ¿qué se le puede pedir a mi generación?

12 de mayo de 2015

Con la cara entre las manos


Así me quedé yo, aquí va la historia. 

"Santiago de Cuba es la única ciudad del Caribe con tres componentes del Patrimonio de la Humanidad", le comenté al hijo de una amiga, él cursa el preuniversitario, y casi se ríe en mi cara, y me pregunto: ¿Cuánto de "nuestro vino" se enseña REALMENTE, de manera efectiva y no formal, en las escuelas? ¿Cuánto se salen los profesores de lo que está en los libros, para motivar a los alumnos con detalles de nuestra urbe? ¿Conocen los jóvenes santiagueros la ciudad? ¿Quieren conocerla?

Las respuestas son de temer....

2 de mayo de 2015

El parque de mi casa…


El parque de mi casa es particular. 

Es increíble, pero es realmente particular. No está en mi casa, está al lado, y fue heredado como por cinco hijos cuando falleció la dueña. 

Ese terreno es como una vieja puta: ha sido utilizado por todos y también maltratado por todos. Exhibió en toda su extensión las huellas y cicatrices de unos cuantos que han pasado por su vida.

Se convirtió en un solar cuando el incendio arrasó con una casa. Después, devino en meadero municipal, o al menos meadero oficial de los carnavales. Dice mi mamá, que desde cualquier ventana ella podría hacer, en tiempos de carnaval, un análisis estadístico y muy exhaustivo del tamaño de los penes de los hombres santiagueros... 

En él han matado y violado gente, niños han jugado, han vivido locos de la ciudad, una vecina tuvo sexo, homosexuales se han desvestidos, se han enamorado unos cuantos jóvenes, pequeños exploradores han cazado grillos y saltamontes, y por supuesto, está mi perra, ella caga ahí todos los días por la noche.

Ahora es un parque, pero no uno cualquiera, uno de "uso temporal", engalanado solo por el medio milenio de mi Santiago de Cuba... y además un catauro de la sociedad, por ahí desfilan todos esos personajes que solo salen en la noche, con sus extravagancias, atuendos y costumbres...   

30 de abril de 2015

La hora del recuento


Eran las 3 y 50 am. Lo sé porque a pesar del sueño lo vi bien claro en la pantalla de mi celular.

Presiento que fue antes que llegó el apagón, pero el calor me despertó a esa hora, minutos después cuando sentí la ausencia del aire del ventilador.

Eso pasó ayer, casi a la misma hora, y antier, a las 3 y 54 de la madrugada. Pero también sucedió los dos días que le antecedieron. Tal parece que volvieron los viejos fantasmas de mi niñez...

No sé si es ajuste de la Empresa Eléctrica, una broma macabra y de mal gusto, un hechizo de mi suegra o de la abuela de mi novia, quizás una conspiración del gobierno de entrenar las mente y el cuerpo para que la pereza no se apodere de nosotros este primero de mayo, y que nos impida desfilar.

Solo sé que a esa hora, después de cagarme en los santos, en la madre que me parió y en el panteón yoruba, vinieron a mi mente aquellos que trajeron hasta mi televisor todos los muñequitos rusos.


13 de abril de 2015

Pistas




A pesar de mi “desconecte” habitual de la realidad, las pistas eran demasiado claras: niños corriendo, saltando y gritando… padres atrás, gritando aún más. 

Pequeñas personitas, casi como salidas de una matrioska, en escalera, desafiando el envejecimiento poblacional de Cuba, se portaban en franco irrespeto a cualquier orden social… casi como una prueba irrefutable de la existencia del caos. 

Y aún así, no sabía que era la semana de receso docente en Cuba.

Solo me percaté cuando desde lo lejos, en mi centro de trabajo, en un ambiente amenizado por el ir y venir de una manada desbocada de niños, gritó la recepcionista: “fulanitaaaaaaaa cuando cojoneeeeeeeeee te vas para tu casa”.

4 de abril de 2015

Prejuicios… ¿malditos? prejuicios (I)


Llegaron a la parada con la alegría que caracteriza a la juventud.

En medio de la algarabía, ellas hablaban de marcas, de keratina, extensiones, uñas acrílicas, de la discoteca y la paladar de moda, de viajes a Venezuela y pacotilla, del novio con motor, del celular Samsung de 5 pulgadas…


Malditos prejuicios míos, pero el uniforme de estudiantes de medicina, era lo único que las diferenciaba de las jineteras….

2 de abril de 2015

Extraña similitud entre cubanos y egipcios


Cuentan los libros que los egipcios regían sus vidas según las crecidas de los ríos, y en la actualidad, me parece que los santiagueros hemos adoptado esa costumbre.

Conozco de una directora que abandona la reunión más importante cuando le “ponen” el agua en su casa.

Tengo una amiga que saca cuanto recipiente tenga a su alcance y lo llena del preciado líquido siempre que se asoma la primera gota en el grifo.

También está Leonel, quien asegura que está cruzado con vampiro porque siempre le llega el agua en la madrugada, y a esa hora, a lavar, limpiar, y hasta etc.

En medio de una intensa sequía, el tema del agua se ha vuelto conversación obligada en la familia.

Sé de una donde sus miembros se rotan para “vigiar” la llegada del líquido, también de otra que “planifican y presupuestan” comprar una pipa cada dos semanas, y de una tercera, que de tanto “enterrar” barriles y tanques, dentro de poco su hogar va a ser como una isla flotante maya.


Hay quienes aseguran, incluso, que el agua en el hogar se puede reciclar y reusar…

13 de marzo de 2015

Terremoto en #SantiagodeCuba

 
La gente grita, unos se ponen nerviosos, y yo nada más pienso, ¿mi última comida va a ser berenjena con pollo? Déjame revisarme la ropa interior, no vaya a ser de las que tienen "huequitos" jajajajaja y ETECSA, te abandona en la telefonía pero no se cae "Internet".... Surrealista...jajajaja

8 de marzo de 2015

Lo que nadie te cuenta


Te quiero, me dijo antes de irse y era la primera vez que lo decía.

Yo sentí el sabor de quien se despide y para nunca regresar.

Todos te cuentan lo lindo que se vive afuera, pero nadie te dice lo difícil que es despedirse.

Coño, y ahora es que me doy cuenta del cariño que le tenía. 

La foto fue tomada de aquí

4 de marzo de 2015

Aniversarios "cerrados"


Santiago de Cuba se alista para su medio milenio en julio de 2015.

Todo se debe a esa fecha: planes, compromisos, obras constructivas, producciones, limpiezas, reconstrucciones…

El 500 aniversario de la antigua villa colonial inspira el trabajo, los hombres y mujeres,  entrevistas, programas televisivos…

Todos lo repiten. En cualquier lugar sucede. 


No me sorprendería que dentro de poco, hasta la producción de semen de toro para la inseminación artificial sea, ¿adivinó? por el medio milenio de Santiago de Cuba.   

27 de febrero de 2015

Mi generación


En una ocasión leí que las personas de la edad de mis padres pertenecían a una llamada “generación del desencanto”, porque conocieron un tiempo de abundancia, y hoy esperan su regreso…

Y yo reflexiono: ¿cómo se llamarán a mi generación? Somos hijos genuinos del período especial, a duras penas recordamos las bondades del Campo Socialista aunque nos llegaron sus huellas en lavadoras, radios, ventiladores, ómnibus…, vimos cómo algunos de nuestros conciudadanos primero escondían los dólares americanos y luego hacían malabares con las tasas de cambio; también convivimos con un cambio de mentalidad, donde al que abandonaba el país, lejos de lanzarle huevos lo recibíamos como aquel añorado y querido hermano que regresaba a la casa, cargado de buenos deseos…


¿Cómo se llamaría la generación actual? 

26 de febrero de 2015

Estancamiento generacional


La televisión encendida, pero yo no le prestaba atención, ¿para qué?

EL teléfono sonó, era mi abuela.

¿Tú viste eso? Isaac Delgado en la televisión, ¿él no está prohibido? No debían ponerlo, él se fue del país. 

Foto tomada de aquí

22 de febrero de 2015

Maldita costumbre


Lo más alucinante del mal, es lo habitual que puede convertirse en nuestras vidas, como esa verruga en el brazo, que acariciamos, pellizcamos, desearíamos quemar, arrancar, pero al final, casi olvidamos, o mejor, decidimos olvidar que está ahí, jodiéndonos la vida.

No sé por qué aún me asombra el maltrato.

Ya no es privativo de los centros estatales de Santiago de Cuba.

Parece un cáncer que se extiende, se filtra a otros “órganos”, ni las paladares, antiguamente remansos del buen trato, espacios donde uno se sentía “persona”, ni ellas son capaces de escapar de ese mal.

Llevé mi cámara, mi pequeña Sony de 12 megapíxeles, la misma con su batería que se descarga si tomo cinco fotos con flash. Quería inmortalizar una instantánea, donde estuviera rodeado de amigos y pizzas, unas reales, no las que veo en los anuncios, tan distintas de la realidad…

Nos tomamos una foto, justo antes de entrar.

Se llamaba pizzería “La Esperanza”, ahora es “Don Billy”. El cambio debía ser suficiente para presagiar.

La pizza estaba un poco quemada, la malta estaba caliente, al lado había un borracho, a penas puse el cubierto en el plato y ya lo retiraban. A penas había pedido la cuenta, y ya preparaban la mesa para el siguiente de la cola.

Ella no esperaba propinas. Yo, definitivamente, no se la iba a dar. Ella logró atender los clientes de la cola, a la misma velocidad que los perdía.

A nadie le parece mal. Ya nos acostumbramos, al mal servicio y al maltrato.
Y a otras muchas cosas innombrables.


No tiré la foto de las pizzas, tenía carga la batería, pero yo no tenía ganas. 

20 de febrero de 2015

La cosa ta´ jodía



Ahora sí que la cosa ta´ jodía…!!!!!! Pensaba yo mientras veía esa imagen en Facebook. Carne con papas…!!! Carne con papas???? Coño, si ahora conseguir la carne es más fácil que conseguir papas. 

Ahora sí que la cosa ta´ jodía. 

RECETA
La comida cubana es una comida deliciosa y llena de sabor. Cargada de tradición. Con una fuerte influencia de la gastronomía española, caribeña y africana. Muchos de los que visitan nuestro país coinciden en que una de las cosas que más disfrutaron de la Isla fue su comida, y regresan a sus países decididos a reelaborar los platos que más les gustaron.

Esta es una receta clásica, y muy antigua. Y uno de las comidas favoritos de mi esposo. Es sencilla de preparar, aunque como todo plato tiene sus mañas. Algo que siempre he dicho es que cada cocinera le aporta su propio toque a cada plato que cocina. Si el resultado es delicioso y se disfruta hasta el último bocado: todo es válido. Como siempre, aquí les comparto mi versión, espero se animen a hacerla y la disfruten!
Ingredientes:
  • 2 lbs de carne de res cortada en trozos o cubos
  • 3-4 papas cortadas en trozos
  • sal al gusto
  • una pizca de pimienta negra
  • 1 cebolla
  • 1 ají pimiento mediano
  • 4-5 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de pimentón
  • ½ cucharadita de orégano
  • 1 lata de salsa de tomate (8 oz)
  • ½ taza de vino seco (dorado o tinto)
  • ½ taza de agua
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva
 Instrucciones:
  1. Lo primero es sazonar la carne con sal y pimienta.
  2. Luego cortamos en trozitos pequeños el ají y la cebolla, y machacamos el ajo hasta que se convierta en una pasta.
  3. Se lavan y pelan las papas y se cortan en trozos de tamaño similar al de la carne.
  4. Para cocinar esta receta a veces utilizo olla de presión y a veces cazuela de hierro. Depende de cuan apurada esté.
  5. Ponemos a calentar el aceite a fuego mediano y cuando está caliente añadimos la carne. La sofreímos hasta que dore. Si suelta líquido, no te asustes, solo síguela revolviendo con fuego medio alto hasta que no tenga líquido y esté dorada completamente.
  6. A continuación incorporamos el ají y la cebolla, y continuamos revolviendo por unos 4-5 minutos, y luego añadimos el ajo machacado y revolvemos un par de minuto más, solo para que el ajo también se sofría.
  7. Ahora añadimos la salsa de tomate, las especies, el agua y el vino seco.
  8. Si estoy utilizando la olla de presión en este momento la tapo, y le coloco el tapón, y cocino la carne por 15 minutos aproximadamente.
  9. Si estoy utilizando la cazuela de hierro solamente la tapo y cocino la carne por unos 45 minutos hasta que esté blanda.
  10. Una vez la carne esté blanda, añado las papas cortadas, revolviendo bien, para que se impregnen en la salsa. Rectifico el punto de sal, y cocino destapada con fuego mediano hasta que las papas estén blandas y la salsa espese.
  11. Al servirla puedes adornar con cilantro picadito si quieres darle un toque gourmet, o disfrutarla de manera sencilla. Acompaña muy bien un arroz blanco acabadito de cocinar.

8 de febrero de 2015

EPD



Era una vergüenza para su especie: no tenía ningún interés en cazar ratones y comía queso como una desquiciada. 

Me dijeron, "lleva para tu casa una que sea hembra, ellas sí cazan"... o estaban equivocada, o era hermafrodita. 

No voy a olvidar que fue el regalo de una amiga, ni que me acompañaba a trabajar, todos los días a las seis de la mañana...

EPD, Pupi....

4 de febrero de 2015

Un #selfie en #Cuba (+comentarios)


Texto "robado" del perfil en Facebook del periodista Luis Orlando Leon Carpio, una interesante reflexión, demasiada buena para no tenerla aquí jejejeje

La cultura del ‪#‎selfie‬ dicta que, mas o menos, uno se hace una autofoto con el móvil e inmediatamente la sube a facebook. Me da gracia cómo en ‪#‎Cuba‬ nos tomamos muchos trabajos para no quedar detrás del mundo: nos hacemos la foto, buscamos el cable para descargarla en la pc, esperamos a conectarnos en alguna computadora prestada, revisamos facebook y, luego y solo luego, ponemos el dichoso selfie para decir que fue en estos instantes :)



22 de enero de 2015

El antimorbo


Nunca he podido hacer el amor en la cama de mi madre. No por respeto exacerbado, sino porque en la cómoda tiene cuatro ojos sagrados que siempre están pendientes.


Una es una estampilla de la Virgen de la Caridad de El Cobre, que de tan vieja, ya casi se le ha borrado el color amarillo del oro del manto, y la otra es una talla de madera, casi irreconocible, pero ahí está, Cachita, de frente siempre a la cama…

15 de enero de 2015

El purgatorio (+video)


Los comentarios tienen el mismo valor que la situación que los origina. Por eso, al desvincularlo de “su” realidad, pierde la esencia.  

En una cola para comprar huevos, después de dos horas, a pleno sol, luchando con las embarazadas que de pronto aparecen, con las mujeres y niños pequeños que también surgen de la nada (casi cuestionando que Cuba sea un país con la pirámide poblacional invertida), dice una cubana “parecen que en Cuba estamos los que pecamos en la vida anterior”.

Eso me recordó una canción de Raúl Paz: “Así se vive aquí, a veces tan feliz, y a veces te arrepientes”


Entradas relacionadas

- Los intocables
- La generación del huevo en Cuba
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...