30 de abril de 2015

La hora del recuento


Eran las 3 y 50 am. Lo sé porque a pesar del sueño lo vi bien claro en la pantalla de mi celular.

Presiento que fue antes que llegó el apagón, pero el calor me despertó a esa hora, minutos después cuando sentí la ausencia del aire del ventilador.

Eso pasó ayer, casi a la misma hora, y antier, a las 3 y 54 de la madrugada. Pero también sucedió los dos días que le antecedieron. Tal parece que volvieron los viejos fantasmas de mi niñez...

No sé si es ajuste de la Empresa Eléctrica, una broma macabra y de mal gusto, un hechizo de mi suegra o de la abuela de mi novia, quizás una conspiración del gobierno de entrenar las mente y el cuerpo para que la pereza no se apodere de nosotros este primero de mayo, y que nos impida desfilar.

Solo sé que a esa hora, después de cagarme en los santos, en la madre que me parió y en el panteón yoruba, vinieron a mi mente aquellos que trajeron hasta mi televisor todos los muñequitos rusos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...