31 de julio de 2013

Quentin Tarantino, ¿te vienes o no?






¡Si vienes hoy, me traes una película de Quentin Tarantino! Así me recibió hoy mi Venus en llama cuando hablamos por teléfono, claro está, con unas gotas de amor y una voz cariñosa, esa que disfraza muy bien algunas pizcas de descontento y reclamo, y que las mujeres conocen muy bien.

Y tiene razón. Este es un post para eximirla de posibles malos juicios, aunque agradezco que este blog no supere las 100 visitas diarias y los 10 seguidores en Facebook. (LOL)

Me explico (y esto va para ti, mi Venus en llama, cuando me vuelvas a robar el tecleado y buscar este blog…) no eres tonta porque te gustan las películas románticas, lo serías si no quisieras poesías en tu vida. ¿En serio pretendes decirme que no te gusta dormir en aire acondicionado, en Santiago de Cuba, con el calor que hace? ¿En serio? Eso no lo cree ni tu madre. Me gusta que quieras ver Kill Bill, de la misma forma que quiero ver a Sandra Bullock, eso significa que nos estamos domesticando, y eso no es malo. 

Para concluir dos mensajes. Compañera de blog ya se acabó la babosada… y Venus en llama, deja la bobería que esto es ficción, quítate la ropa y hagamos el amor, cuando lleguemos a viejos, que no todo esté en su lugar o funcione muy bien, tiempo de sobra tendremos para pelearnos…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...