18 de julio de 2013

Cuba, una tierra surrealista





Iglesia católica, en la calle Trinidad, en la ciudad de Santiago de Cuba. Un padre (cuyo nombre no importa) oficia una misa. Feligreses, devotos, aburridos, militantes del partido, y uno que otro descarado que se coló, escuchan con atención.

En la calle, bajando una inmensa loma, corren los niños que salen del Carnaval Infantil Santiago de Cuba 2013. En sus labios, la música de reguetón, los coritos de las congas, entremezclados con malas palabras que volaban como balas perdidas en medio de un tiroteo de vulgaridad. 

¿Surrealistas? Como quien se sacude del polvo y el pecado, algunos, acompañados de sus padres (inmersos en el canto también), entraban a la iglesia. Se persignaban, saludaban y oraban.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...