28 de julio de 2013

Qué noche, la noche de anoche






Comenzamos con un buen vino, no por cliché, sino porque nos encanta el tinto. Seguimos con camarones, no porque sean afrodisiacos, sino porque los adoramos. Incluimos en la velada unas buenas ayacas, con empellitas de puerco, además de un arroz frito, con todo lo que lleva de verdad, un par de copitas de crema de vie, para entonar la noche, y unas ricas almejas, compradas en la bolsa negra.  

Ahorramos varios meses de salario y nos comimos unas fresas, acompañadas de unos buenos juegos eróticos, y cuando la cosas estaba en su punto, un buen chocolate, para incrementar el apetito sexual.

Qué noche, la noche de anoche, terminamos en el baño.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...