7 de diciembre de 2013

Balas de censura



Aún está engavetado ese trabajo periodístico que no era “conveniente” publicar. Mi amigo tiene ese manuscrito tirado en una caja, empolvado, porque no era “ideológicamente correcto”. El artesano de la esquina retiró de su puesto de venta las billeteras con la imagen del Ché, problemas de derecho de autor. Mi sobrino, aún recuerda el bofetón de su madre el día que dijo su primera mala palabra. 

Censura, que como balas, tratamos de esquivar en la vida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...