22 de enero de 2014

¿Me abrazas?



Me dijo con ojos llorosos.

Yo, pensando que había hecho algo malo, le pregunté: ¿Qué hice? Perdóname.

Mi mente se aceleraba. Pensaba con qué mujer había hablado recientemente en la calle. 
Recordé el churro que me comí con una amiga. Hice cálculos, la llamada que recibí y no dije quién era, el sms recibido de cualquier página web…

En fin nada, no recordaba algo que pudiese motivar esa pregunta.

Pregunté nuevamente: ¿qué hice, por qué estás así? ¿Te lastimé? ¿Por qué me pides que te abrace?

Ella respondió: nada, es que tengo frío… y todo quedó ahí. /jrlv
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...