1 de abril de 2014

Una buena noticia




Necesito una buena noticia, hoy he recibido dos muy malas.

Involucran a dos personas queridas. 

Una, la madre de un gran amigo; la otra, una persona conocida hace tan solo dos años pero que con su cariño, realmente se ha ganado mis afectos. 

Las dos noticias duelen, con cojone, tanto que me hacen sentir vergüenza por llegar sonriendo al trabajo temprano en la mañana y por molestarme al no cumplir un simple capricho...

Son días como estos los que te hacen madurar un poquito, te obligan a hacer una pausa y pensar, sobre todo pensar, en las cosas que son verdaderamente importantes…

 Este no es el post que me gustarían que comentaran o compartieran, es un post de desahogo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...