13 de abril de 2014

Las llamadas


Hoy recibí dos llamadas inquietantes. No sé cuál me pareció más surrealista...

La primera fue de ETECSA, fue a eso de las 8 de la mañana, querían saber si mi teléfono funcionaba correctamente:

- De ETECSA para saber qué tiene el teléfono.
- Nada, respondí yo.  
- ¿Y ustedes no reportaron el teléfono?
- No. 
- ¿Y no tiene nada?
- No, estamos hablando, ¿no?
- Estamos a su servicio, es un placer atenderle...

Comencé a preocuparme al instante de haber colgado. ¿En ETECSA estarán leyendo mi blog y saben que hablar de ellos es el nuevo pasatiempo nacional? ¿Estaré yo en alguna base de datos de "blogueros problemáticos"? O simplemente seré un problemático por reportar mi número un promedio de tres o cuatro veces por mes....

La segunda llamada de la mañana me pareció más inquietante, no solo porque era a través del celular, sino porque eran a penas las 8 y 45... 

- ¿Me habla XXXXX?
- Sí, respondí yo, sorprendido por el tono tan solemne en plena mañana de domingo.
- Soy la del sindicato del trabajo de tu papá... ¿será posible que pueda ir a recoger el dinero que le falta para pagar el resto del año? Es que cuando vino de vacaciones no lo hizo...
- Jajajaja..... yo sí que no voy a caer en la bobería del ZunZuneo, y rápido verifiqué si pagaba yo o el que estaba llamando.
- No papo, ¿por qué piensas eso?
- Coño, es que en más de un año ustedes ni se han preocupado por la familia de un colaborador, y ahora llaman para que le pague el sindicato.
- Tienes toda la razón, vergüenza debía darnos. ¿Usted vive en XXXXX? Vamos a pasar por allá, por consideración a tu padre, vamos nosotros a ir a buscar el dinero.

¿Es que acaso los sindicatos en Cuba funcionan? ¿Hicieron algún tipo de proceso de rectificación de errores o de actualización de modelo y no me enteré? Realmente fue una mañana llena de sorpresas, todo parece indicar que vamos bien...


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...