28 de febrero de 2014

Una calle cubana sin CDR



Existe una calle en Santiago de Cuba que no tiene CDR.

La historia comenzó años atrás, cuando el G-8 fundó un novedoso y popular movimiento de masas en esa cuadra. 

Inicialmente componían el grupo ocho casas de alquiler, que poco a poco encabezaron una revolución de vecinos.

Al principio lo acusaban de contaminadores de las buenas costumbres revolucionarias e incitadores de la pérdida de valores de la juventud. Eso pasó solamente durante algunos meses…

En la actualidad, impulsados por el G-8,  se desarrolla en esa calle una verdadera alternativa de desarrollo local y apoyo vecinal: Fefa, la que tiene la paladar y alquila un piso entero de su casa, le compra pan y aceite a dos vecinos. Rolando, con sus varias habitaciones, ofrece empleo a las mujeres de otras dos viviendas, quienes apoyan en la limpieza y confección de alimentos. Iraida, la antigua presidenta del CDR, aportó a dos de sus hijos, quienes se encargan del entretenimiento nocturno de los turistas del G-8…

Después de un tiempo de desarrollo colectivo, el modelo ha demostrado su sustentabilidad, basado en los productos y servicios de cada hogar. Al final, se decidió disolver el CDR. 

“Ya no hacía falta”, dijo Quiroga, actual encargado de la vigilancia de las motorinas de los turistas y carros de alquiler. “Yo cuido los medios automotriz y distribuyo los turistas cuando llegan en los pequeños ómnibus de Havanatur”…

“Eso sí, seguimos pagando cotizando y celebrando cada 28 de septiembre, porque las costumbres y las tradiciones, no se pueden perder”, sentenció Fefa, una de las fundadoras del G-8.  /jrlv
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...