14 de octubre de 2013

Mala memoria




Para recordar algo me pinto un pequeño círculo en la mano. Para no olvidar el círculo, pongo una nota en el escritorio: “Mira tu mano”. Para evitar imprevistos, escribo en la alarma del celular: “Nota escritorio”. Y precaviendo las baterías descargadas cambio algo de lugar. 

Pero mi problema es serio. Cuando me despierto no entiendo por qué dejé el cepillo de dientes en la cocina. Me asusto con la alarma del teléfono mientras estoy en el baño. Cuando leo “Nota escritorio” no se si me refería al escritorio físico o al virtual. El caso es que cuando finalmente mis ojos se topan con el texto “Mira tu mano”, me pregunto cómo todavía no se me ha quitado la tinta de lapicero de ayer.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...